Acción social por la música


Articulo_GEA_Photowords

Llega a España ‘Acción social por la Música’ un proyecto que sigue la estela iniciada por el maestro José Antonio Abreu con su red de Orquestas y Coros Infantiles de Venezuela. La fundación sin ánimo de lucro pretende transformar y enriquecer la vida de los niños y jóvenes en riesgo de exclusión social, para ello los miembros de la Fundación Acción Social por la Música realizarán un concierto benéfico ejecutado por jóvenes intérpretes en el Anfiteatro Ramón y Cajal de Madrid, el próximo viernes 29 de noviembre a las siete de la tarde. Entrevistamos a María Guerrero y María Cecilia Fuenmayor como partes impulsoras e integrantes del patronato de la fundación.

María Guerrero, de Àcción Social por la Música´.

FOTO  ©  Ángel López Soto, miembro de GEA PHOTOWORDS

Acción Social por la Música

Entrevista a María Guerrero y María Cecilia Fuenmayor

Por Ana Morales para GEA PHOTOWORDS

En España “Acción Social por la Música” es una iniciativa novedosa, sin embargo ya se ha desarrollado con gran éxito en más de veinticinco países y en los cinco continentes. ¿Cómo y de dónde surgió el empeño por trasladar aquí la experiencia?

La idea ha estado siempre. Desde que esta iniciativa se comenzó a expandir por el mundo han sido muchos los que han tenido la idea de traerlo a España pero todo su tiene su momento. Convencer de la necesidad de un proyecto como este no ha sido fácil, los riesgo de exclusión social o pobreza aquí en España no son tan visibles, sin embargo en este momento más del 26% de los menores en España se encuentran en el umbral de la pobreza, según los últimos datos de UNICEF y EUROSTAT, algo que conduce al fracaso y abandono escolar entre otras cosas. El momento estaba dado y como era de esperarse comenzamos a aparecer las personas. Por una parte estaba María Guerrero, que viendo un día la película de Dudamel en la Embajada de Venezuela quedó tan maravillada que en voz alta dijo que “podría dar la vida por esto”, y dejó todo lo que estaba haciendo por comenzar a implantar el proyecto aquí en España. El Embajador de Venezuela en ese momento, Bernardo Álvarez, le puso en contacto con el maestro José Antonio Abreu. Lo conoció y, a partir de ese momento, comenzó a trabajar para hacer esto posible. Por otro lado estaba Cecilia Fuenmayor, que llegando de Venezuela a Madrid se encontró con una situación socio-económica en el país que favorecía la implantación de un proyecto con estas características. En un encuentro casual nos conocimos y a partir de ese momento comenzaron a fluir ideas de cómo llevar este proyecto adelante, allí comenzó todo.

El programa está dirigido principalmente a niños y jóvenes con escasos recursos y/o riesgo de exclusión social. ¿Es la música una herramienta de inserción y rescate social?

Totalmente, la música es una herramienta de cambio privilegiada, enseña razonamiento lógico y abstracto, potencia la creatividad, impulsa la imaginación, desarrolla la inteligencia emocional. Tocar en una orquesta enseña a ser alguien para los demás, a compartir ilusiones y esfuerzo y a alcanzar las metas más altas en unión con otros. En este contexto los niños adquieren mejores herramientas para su interacción con la sociedad. Cada uno es parte importante dentro del grupo. No tiene que ser un genio para poder tocar en una orquesta. La participación genera una responsabilidad individual en pro de un objetivo colectivo.

De la mano del maestro Jose Antonio Abreu sólo en Venezuela más de 400.000 niños y jóvenes han participado en este proyecto de acción social a través de numerosas orquestas y coros. ¿Cree que sus logros son exportables?

Sí, es totalmente exportable y los hechos lo demuestran. El Sistema ya se encuentra en los cinco continentes y más de 22 países. El éxito de esta expansión ha sido que en cada país se ido implantando respetando los contextos sociales y situaciones particulares.

Es muy significativo que los países mejor posicionados en el informe Pisa son los que más horas dedican al estudio académico de actividades artísticas entre ellas la música. En un país donde existen unas altas tasas de temprano abandono escolar y fracaso la LOMCE subestima la importancia de las artes y por tanto de la música en el currículo escolar. ¿Qué opinión le merece?.

La música es clave en la formación de la persona. Está demostrado que la música desarrolla habilidades cognitivas. Existen numerosos estudios que demuestran como niños que reciben clases musicales desde temprana edad, tienen mejores rendimientos académicos. Actualmente estamos iniciando un estudio con un equipo de musicoterapeutas de la Universidad Autónoma medir el impacto académico y social que este proyecto tiene en los niños y su comunidad. No tenemos dudas de que la música es una poderosa herramienta, te ayuda a canalizar sentimientos, mitiga el estrés. La práctica de la música mejora el rendimiento académico, contribuye a mejorar el desarrollo personal y social e incrementar la autoconfianza y la autoestima, la capacidad de trabajo en equipo, el razonamiento lógico y hasta la salud.

Por último María, qué impulsa a una brillante abogada a abandonar su carrera para volcarse en una labor altruista como esta?

En nuestra carrera profesional ponemos nuestra vida: nuestra energía, nuestra capacidad de actuar en el mundo, todo nuestro caudal. Deseo que mis fuerzas se dediquen a algo por lo que merezca la pena dar la vida. Y aquí he encontrado todo lo que mi corazón anhelaba: un lugar donde servir a otros para que sus vidas sean mejores.

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!