Café des Épices en Marrakech


Marrakech es una ciudad fascinante, a la que uno siempre añora y a la que desea volver una y otra vez, de hecho, escribiendo ahora estas líneas ya se me ha despertado el gusanillo de nuevo…. A esta fascinación sin lugar a dudas contribuye el hecho de que por toda la ciudad descubriremos rincones mágicos en los que poder hallar un poco de serenidad y merecido descanso después de caminar entre el bullicio de sus calles o sus zocos.

La verdad es que conocí unos cuantos lugares muy recomendables a los cuales no dudaré en regresar en cuanto tenga de nuevo la oportunidad. Cada uno de ellos con una esencia propia consiguen que el viajero se sienta extrañamente parte del lugar, como si estuviese en casa. Lugares llenos de magia donde no te importaría quedarte una eternidad…

Hoy quiero compartir un lugar que a mí me encantó y al que volví cada día que pasé en la ciudad roja, me refiero a un sencillo café con terraza panorámica sobre la Rahba Lakdima, o Plaza de las Especias, de donde toma su nombre. El local es un estrecho edificio pintado de rojo intenso, con terracita a pie de calle y creo recordar dos pisos, el último de los cuales es la terraza sobre dicha plaza. El café, y el té a la menta son realmente deliciosos, y el personal, joven, simpático y amigable, pero, sin duda lo mejor de todo es su terraza con parasoles de paja.

Esta plaza, en la que predominan las tiendas de especias, hennas y ungüentos en el borde exterior de la misma, es muy colorista y seguInterior Café de las épicesro llegareisa ella sin ni siquiera proponéroslo si accedéis a los zocos desde la propia plaza Djema-el-Fna. En el centro, mujeres bereber tejen sombreros de paja y gorros de lana así como distintas artesanías. En uno de los laterales de la plaza, además encontrareis la entrada del zoco de las alfombras, pero además veréis vendedores de tuCafe de las especiasrrón, que en Marruecos se consume todo el año, tatuadoras de henna… es delicioso observar todo este pequeño universo desde la tranquilidad de la pequeña terraza, y sintiéndose un poco al margen porque por más que a uno le guste el tumulto o las compras, es una actividad a la que si le añadimos el sol vengador, es agotadora. Y aquí uno puede estar temporalmente en el papel de observador mientras recobra las fuerzas y se empapa de los aromas y sonidos de este microcosmos de la plaza.

Por cierto, además de las vistas sobre la plaza, hay que hablar de las vistas espectaculares del Atlas al fondo, la Koutubia y distintos minaretes, sobre todo a la puesta de sol.

La dirección es:

Café des Épices
75 Rahba Lakdima, Medina de Marrakech

 

Por Ana Morales © Copyright 2013 – Todos los derechos reservados

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

 

2 Comments

  1. Avatar

    Buenos días Ana, queremos ir a Marrakech en Noviembre, es un regalo de 70 cumpleaños de mi padre. él estuvo hace 40 años haciendo treking por el Atlas. Queriamos elegir un sitio bonito con vistas y digno para celebrar el cumpleaños y me gusta mucho Cafe des Especies, pero mi gran duda es si vamos a comer o a cenar, en la web indica que las reservas son a partir de las 17h, supongo que cena será mas bonito por las luces aunque me gustaría que viera el Atlas…, a que hora crees que podemos hacer la reserva para que sea de dia y podamos ver la puesta de sol??
    gracias por toda la información que me puedas facilitar.

  2. Ana Morales

    Hola Carolina.
    El Cafe des Epices es un sitio muy bonito, pero pienso que no es un restaurante, es decir, tienen una carta muy limitada de cafés y algunos sandwiches, por lo que no sé si es exactamente lo que deseas para la celebración. Hay otro lugar, del mismo dueño, que queda cerca y que también es muy bonito, que pienso puede ser más lo que buscáis, se llama ” La terrasse de las epices”. Aquí si tenéis un menú más elaborado como tal y el servicio es atento y correcto. Las mesas son bastante privadas pues para soportar el calor están techadas. Búscalo en internet a ver qué te parece.
    El Café es perfecto para subiros a la terraza de la última planta y disfrutar de las vistas a cualquier hora. En Noviembre, cuando los días son más cortos,allí se hace de noche en torno a las 17.30-18.00 horas locales. Por lo que quizás yo más que a cenar, iría o a comer algo o a hacer el café hasta que se pone el sol. Que lo disfrutéis.
    Saludos

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!