El curtido tradicional de la piel en Fez


El  desagradable olor a descomposición que todo lo impregna, me taladra las fosas nasales y descoloca el estómago. Asomada desde una precaria terraza de Fez El Bali, la medina más antigua de Marruecos, soy testigo asombrado de un oficio ancestral que en pocos lugares del mundo se sigue realizando a la manera tradicional, como aún se hace aquí: son los curtidores de Fez.

La finalidaCurtiduría en Fezd del proceso de curtido es convertir el cuero bruto del animal en piel imputrescente y suave, y, las de Fez tienen reconocida fama por su suavidad y calidad. Sus excelentes artesanos  dominan el arte de la fabricación de babuchas, bolsos, chaquetas, cojines…etc que luego se exportan o podemos comprar en los zocos y que son una de las principales fuentes de ingresos del país.

En todo Marruecos solo existen dos ciudades, Fez y Tetuán, donde se practican estas técnicas de curtir y tintar las pieles, pero es el Suq de los curtidores de la Medina de Fez el más conocido.

Ante mis ojos se despliega una panorámica excepcional: los abigarrados tejados de la Medina , llenos de pieles secándose al sol , encierran un gran patio encajado entre vetustos edificios, repleto de cubetas de piedras o noques que contienen  líquidos de distinto  color; cal, curtientes y sustancias tratantes vegetales y artificiales.

La vista característica de los noques del suq de los curtidoresCurtidores en Fez y tintoreros es espectacular: decenas de hombres semidesnudos, parcialmente sumergidos en las cubetas apisonan, frotan, enjuagan y sacan las piezas de piel de corderos, cabras, bovinos o dromedarios en distintos estadios de su proceso de curación. La actividad es enérgica e incesante.  Cómo es posible que esta gente soporte las largas jornadas sin desmayarse? Es Mayo y las temperaturas ya rondan los 30 grados, pero el verano supone alcanzar hasta los 45 grados y los vapores que se desprenden deben de ser aún más intensos. El trabajo en la curtiduría es penoso y durísimo, y  no ha sufrido grandes cambios desde la Edad Media.

El proceso, a grosso modo  es el siguiente; primero los cueros brutos, que ya han sido previamente limpiadas de restos animales reposan durante varios días en cal y excrementos de paloma, en concreto es el excremento de paloma lo que le da la particular suavidad a la piel, y, desde donde estoy puedo ver que en los tejados hay varios palomares que surten de este guano a la curtiduría.Curtidor en la poza. Fez

Seguidamente se repasan los cueros retirando restos de pelos o carne que hayan quedado adheridos y se sumergen entonces en las cubas que curten las pieles con la solución de curtimiento, una mezcla de aceites y curtientes naturales (como polvo de cortezas) o artificiales y por último se tiñen, con  pigmentos vegetales -índigo (azul), rubia o cochinilla (rojo), gualda o cártamo (amarillo) que  se mezclan con cáusticos para fijar el color. Por último las pieles se extienden en las terrazas de los edificios para secar al sol y desde este momento, los artesanos, que trabajan en los edificios anexos a la curtiduría ya las tCurtidor con las pieles al hombrorabajan.

La tenería Dar Dbagh al-Chauara, literalmente “la casa del curtido”, es la más importante de las curtidurías que se encuentran hoy en Fez. Explotadas en régimen cooperativo, los curtidores están agrupados en gremios administrados por un amin y, a pesar de las insalubres condiciones de trabajo, del contacto directo con químicos tóxicos, bacterias y  desechos,  el oficio se transmite de padres a hijos. Me traigo la impresión de que he contemplado una mina a cielo abierto en el corazón de la medina más antigua de Marruecos. De lo que no hay duda es  de que es una tradición viva en la artesanía del cuero de Fez.

Por Ana Morales © Copyright 2012- Todos los derechos reservados

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

 

7 Comentarios

  1. Es impactante ver cómo en pleno siglo XXI y en un país a las puertas de Europa, se sigue manteniendo una forma de artesanía tan arcaica y fascinante a la vez. Las condiciones de los trabajadores son lamentables pero realmente que un oficio ancestral como éste siga existiendo es digno de admiración.

  2. Ana Morales

    Aún impacta más cuando lo ves tan cerca.Es un mundo aparte. Saludos

  3. Todo lo que describes sobre las curtiembres de Fez es un recuerdo inolvidable e impactante que lo haz definido en su real prespectiva.
    Gracias por mantenerlo vivo a traves de tu cuaderno de viajes

  4. ESTUVE EN FEZ HACE DOS SEMANAS Y PUDE VER EL PROCESO DE CURTIR LA PIEL EN FEZ. SI QUE ES DE ADMIRAR, SOBRETODO POR EL OLOR QUE DESPRENDE ESTAR TANTAS HORAS TRABAJANDO CON ESOS MATERIALES O , MEJOR DICHO, DESHECHOS. INCREIBLE QUE ESTE TAN ARRAIGADO DE PADRES A HIJOS ESTA LABOR. COMPRE PIEL Y DESDE LUEGO ESTOY MUY SATISFECHA , TANTO DEL PRECIO , COMO DE LA CALIDAD.

  5. Muy interesante el post.
    Las fotos son impresionantes.
    En breve viajaré a Tetuán, y quería preguntarte a ti o aPIlar Piera, si me podéis oriental sobre precio de la piel.
    Muchísimas gracias

  6. Ana Morales

    Hola Eli,
    aunque en Tetuán también hay curtidurías, es en Fez donde hay más piel y de todas las calidades. En el gremio de los curtidores hay casas taller donde venden directamente la mercancía. Respecto a los precios, lo que ví yo no difería mucho de lo que cuesta en España, supongo que si se te da bien el regateo es posible conseguir alguna buena compra.Saludos

  7. Muchas gracias Ana!
    Intentaremos el regateo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!