Descubre Italia a tu ritmo


Italia es uno de los países más visitados del mundo, y no es de extrañar, su belleza, su arte, su arquitectura, su gastronomía, o, su esencia mediterránea son sólo algunas de las cosas que enamoran a los viajeros de los cinco continentes.

Generalmente mucho que ver y explorar en poco tiempo, uno regresa a casa con la sensación de que se ha quedado mucho por visitar o de que hubiese podido pasar más tiempo en aquel lugar especial, por ello, tras varias visitas principalmente al norte de Italia, decidimos probar a hacerlo en coche. Es decir, volar hasta Roma, inicio de nuestro road trip personal, y allí alquilar un vehículo para recorrer el norte del país a nuestro aire. Al principio nos pareció un poco descabellado, pero a medida que lo fuimos madurando más nos convencíamos de que era la fórmula perfecta para nosotros ya que además de ser económico nos permitirá llegar a distintos lugares que posiblemente no se incluyen los planes de las agencias.

Lo ideal es que planifiquéis vuestras visitas de acuerdo al tiempo y presupuesto con el que conteis, para esto lo primordial es empezar por los billetes de avión, la reserva del vehículo en el que realizarás tus recorridos y el pago del alojamiento de acuerdo a las visitas de tu ruta. Si buscais ahorro, lo mejor es que viajéis en temporada baja y que hagáis vuestras reservas con varios meses de anticipación.

 

Roma

Mi propuesta principal es llegar a Roma, ” la ciudad eterna” capital del país y el mejor punto donde empezar vuestro recorrido. ¿Quién no quiere conocer el Coliseo Romano o la Fontana di Trevi durante un viaje a Italia? Roma es lo más visitado de Italia y lo más turístico por ello es ideal que tu primer destino sea este para que te empieces a familiarizar con la cultura italiana, su gastronomía, su arquitectura, etc. En Roma también puedes visitar el magnífico Foro Romano, caminar sin prisas por el famoso barrio El Trastevere, disfrutar de una de las colecciones artísticas más importantes del mundo en los Museos Vaticanos, maravillarte con el arte de la Capilla Sixtina, conocer uno de los edificios mejor conservados de la ciudad: el Panteón de Agripa o comerte un exquisito “gelato” en el centro de la ciudad. Roma es historia en cada esquina y una de las ciudades con más encanto de Europa, por ello dedicarle al menos tres días es necesario para traernos al menos una idea de lo que la ciudad nos puede ofrecer.

 

De Roma a Florencia

Si viajas en coche sólo tardarás 3 horas en recorrer los trescientos kilómetros que separa Roma de Florencia, allí hallarás arte y riqueza arquitectónica por doquier, pues la ciudad aloja una de las obras más sorprendentes del arte neogótico y del renacimiento italiano: la majestuosa Catedral de Santa María del Fiore, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si te sientes atraído por la corriente renacentista, el museo de la Galleria degli Uffizi te cautivará, pues encontrarás las obras más icónicas de Da Vinci, Botticelli y Miguel Ángel en un solo lugar. Si cuentas con más tiempo te recomiendo salir a conocer las hermosas calles de la ciudad, visitar la Piazza de la República y la Piazza de la Signoria, y no te vayas sin tomarte una espectacular fotografía en el Ponte Vecchio o contemplar el conjunto de la ciudad desde el mirador de Piazzale Michelangelo.

 

De Florencia a Pisa

Finalizando la visita en Florencia, podemos emprender de nuevo camino, pero esta vez hacia Pisa, uno de los principales centros de arte medieval del mundo. Esta ciudad alberga algunos de los monumentos más conocidos de Italia, todos ellos ubicados en el enorme recinto de la Piazza dei Miracoli, donde podrás admirar su famosa Torre Inclinada. Allí además de esta grandiosa edificación también podrás conocer la magnífica Catedral de Pisa justo al lado de la torre, un paisaje que es muy relajante a pesar de la cantidad de turistas que acuden a diario. El Baptisterio de Pisa, se encuentra al lado del Duomo y es el baptisterio más grande de Italia y tan bonito como el de Florencia. Si deseas visitar el interior de los monumentos puedes hacerlo con visitas guiadas, pero antes debes adquirir tus entradas para evitar hacer largas colas o quedarte fuera. Tened en cuenta que por ejemplo la Torre de Pisa solo admite 30 personas cada vez, por lo que es una buena estrategia dirigiros primero allí para conseguir la entrada y visitar los demás monumentos mientras que os llega el turno.

 

De Pisa a Milán

Quizá el tiempo que disfrutaste en Pisa será muy corto, pero será suficiente porque deberás dedicar más días para aprovechar y conocer la capital industrial de Italia: Milán. La arquitectura y la moda son sus principales atractivos. Es imprescindible  visitar la Piazza del Duomo y que realices un recorrido por la Catedral de Santa María Nascente, una de las catedrales de estilo gótico más grandes del mundo, totalmente recubierta de mármol blanco. En la misma plaza se encuentra la famosa Galería del Duomo, el cuadrilátero de la moda, el lugar donde las joyerías y las boutiques más prestigiosas de la ciudad exponen novedosos y colosales diseños.

Otra vista interesante es la Iglesia de Santa María delle Grazie, donde hallaras la famosa pintura de la última cena de Leonardo da Vinci. Hay numerosos museos también a tu disposición, debes enterarte de sus horarios, precios y disponibilidad para los días de tu visita.

 

De Milán a Venecia

La ultima ruta que te propongo se realiza desde Milán hacia la fantástica ciudad de Venecia, si has alquilado tu coche, el recorrido no tardará más de 3 horas, podrás finalizar tu viaje en esta ciudad visitando una de las joyas arquitectónicas más conocidas de la ciudad como la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal, o sencillamente puedes adquirir una tarjeta para viajar en vaporetto y conocer la ciudad desde sus canales.

Quizá te animes a viajar en góndola como en los tiempos de Giacomo Casanova, pero eso ya depende de tu presupuesto, pues tiende a ser un poco costoso. Por supuesto también puedes pasear por sus callejuelas y por qué no, perderte en algunas de ellas en busca de hermosos rincones, a la  aventura.

Recuerda que cuando alquiles tu coche debes tener en cuenta en qué lugar vas a devolverlo, si lo harás en otra ciudad o si piensas regresar con él a Roma. Y por supuesto puedes hacer otras rutas también, pues Italia tiene una gran variedad de lugares que vale la pena conocer. Si ya has estado en Italia puedes recomendarle a otros lectores, ciudades o municipios que no hayamos nombrado y que consideres que son obligatorios de visitar, escríbenos y no olvides compartir este post.

Por Ana Morales © Copyright 2019 – Todos los derechos reservados

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

 

1 Comment

  1. Avatar

    Buen día!! Me interesa este itinerario te envié un mensaje privado en Facebook.gracias!!!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!