Qué ver en la Rive Gauche de París


El río Sena es la frontera física que divide a París en dos París muy distintos: La Rive Gauche y la Rive Droite. Incluye los distritos 5, 6, 7, 13,14, y 15.

Ambas orillas definen un estilo de vida y un modo de ser y de pensar muy distinto. Para los propios parisinos, saber en qué lado del río se vive, ya les está dando una idea de la persona que tienen delante. Siempre canalla y a menudo repudiado, el margen izquierdo de París sigue siendo la parte de la ciudad preferida por muchos por lo que aún queda de su ambiente bohemio, liberal, intelectual. Hace algunas décadas todos los progres, o que desarrollasen una actividad creativa o intelectual “debían” habitar en esta parte de la ciudad. Sin embargo, todo esto queda ya atrás, y al igual que en otras ciudades hay que decir que realmente sólo queda el mito. París es una ciudad carísima, y esos distritos de la ciudad, tan céntricos y bien ubicados, se han reconvertido y hoy albergan algunas de las viviendas más caras de la ciudad. En consonancia, todo lo que le rodea se ha ido adaptado al gusto y a las normas de sus nuevos moradores. La orilla izquierda no obstante sigue teniendo su aquel, sigue siendo fascinante.

 

Qué ver?

Esta parte de la ciudad incluye el Barrio latino, el tradicional barrio obrero de Montparnasse, el Pantheon, o los hermosos jardines de Luxemburgo, pero también la Torre Eiffel rodeada por opulentas viviendas señoriales.

Butte aux Cailles es un barrio poco frecuentado por el turista pero sin embargo es de lo más encantador.  Antaño un barrio habitado por obreros de la cantera y trabajadores de la industria, hoy es un barrio que conserva su fisonomía de pueblo, con casitas, calles empedradas, y placitas recoletas de postal. Quizás por ello es reconocido como el barrio más colorido de París a la vez que un centro de cultura alternativa de la capital. Los edificios Art Decó y las calles os recordarán a Montmartre y son una verdadera joya de la orilla izquierda, quizás porque fue uno de los pocos distritos de París que no fue incluido dentro del plan de renovaciones de Haussmann de 1830, por lo que conservó su personalidad de “barrio”. La calle Butte aux Cailles es el mejor lugar para ver disfrutar del arte callejero y de esta arquitectura, podréis relajaros en las preciosos cafés tradicionales, o cenando en sus coquetos restaurantes y ver a la gente. Un pedazo de París auténticamente parisino que, sin embargo, no es conocido por el gran público. Pero que merece la pena. Y, además, con el metro estamos a apenas quince minutos del centro de París. Como curiosidad la pequeña Alsacia o la pequeña Rusia, pequeñas villas de viviendas construidas para las familias obreras en el S.XIX que simulan las arquitecturas tradicionales del norte de Francia y Rusia.

 

Cementerio de Montparnasse

Este hermoso cementerio abierto en 1824 es el lugar de descanso de famosas figuras francesas, entre ellas Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Marguerite Duras, Camille Saint-Saëns o Charles Baudelaire. Es uno de los cuatro cementerios más grandes de París por extensión y por número de tumbas. Sus tumbas históricas, sus monumentos, las anécdotas que encierran e incluso su entorno apacible atraen a gran número de curiosos cada año.

Dirección: 3 Boulevard Edgar Quinet, 75014 París

 

Torre de Montparnasse

Si queréis saber cómo visitarla, en este link encontrareis toda la información de un post ya publicado.

 

El Panteón

Ubicado en el barrio latino y cerca de la Universidad de la Sorbonne, es un edificio monumental soberbio y solemne que no os puede dejar indiferente. Anterior en su construcción a la Torre Eiffel, su cúpula fue durante décadas el lugar más alto desde donde observar París desde las alturas, y aún hoy se puede subir. Ha sido testigo, desde su posición elevada, de los eventos más importantes de París de los últimos 250 años. Su interior alberga los féretros de las personalidades más importantes del país, como por ejemplo Rousseau, Voltaire, Jean Jaures, Marie Cure, Louis Braille, Victor Hugo, entre otros.

Con la Sorbonne cerca, hay un gran movimiento estudiantil y muchos lugares donde socializar. A cualquier hora hay grupos de jóvenes sentados en grupo frente a su explanada charlando, comiendo o fumando. El horario de visita del Panthéon es de 10 a 18 horas (entre el 1° de abril y el 30 de septiembre) y de 10 a 17 hs (entre el 1° de octubre y el 31 de marzo). Los días 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre permanece cerrado.

Otro lugar emblemático y curioso es la librería Shakespeare and Company, en el 37 de la rue de la Boucherie y en una de las esquinas de Notre Dame.  Los orígenes de la librería se remontan a la misma Shakespeare and Company que Sylvia Beach, una expatriada estadounidense, regentó en el París de las décadas de 1920 y 1930. Beach cerró la tienda durante la ocupación nazi y no volvió a abrirla. Pero otro estadounidense, George Whitman, tomó el relevo y abrió en 1951 el negocio que aún persiste en la actualidad. Puede decirse que hoy en día es una atracción turística popular para los amantes del mundo de las letras. Si sois felices entre libros, oliendo a papel y buscando entre volúmenes este sitio os gustará. Es un lugar con atmósfera propia, cálido, enrevesado, novelesco. Recomendable.

 

Jardines de Luxemburgo

Es una de las zonas verdes más bonitas de la ciudad. Los Jardines de Luxemburgo cuentan con más de 20 hectáreas de terreno y tienen una estética neoclásica. Su origen se remonta a comienzos del siglo XVII, cuando la reina María de Médici decidió instalar en el lugar un palacio real con un jardín que evocase el Jardín de Bóboli de su Florencia natal. Se puede acceder a ellos por varias entradas, y merece la pena visitarlos en cualquier momento del año: en otoño por los tonos rojizos que adquieren sus hileras de árboles, en primavera por encontrarse en su máximo esplendor, en verano para tumbarse a descansar a la sombra e incluso en invierno, cuando lucen especialmente bonitos si ha nevado.

El horario del parque cambia según la época del año, pero suele abrir en torno a las 07:30 horas y cerrar con la puesta de sol (en invierno en torno a las 17:00 horas y en verano sobre las 21:30 horas). Dirección: 75006 París, Francia

 

Museo de Orsay

Menos concurrido que el Museo del Louvre, pienso que se disfruta mucho más. Con su extraordinaria colección de arte impresionista y postimpresionista el museo alberga artes plásticas de artistas de mitad del siglo XIX hasta principios del siglo XX.

Está alojado en una antigua estación de tren, construida con motivo de la Exposición Mundial de París, que tuvo lugar en el año 1900 casi frente al Louvre pero en la orilla opuesta del río.

Dirección: 62, rue de Lille, 75343 París, Distrito 7.

Horario de visita: De martes a domingo de 9:30h a 18:00h y los jueves hasta las 21:45h.

 

Torre Eiffel

Qué se puede decir que no se haya dicho ya del edificio más icónico de la ciudad.

Aunque uno desista de subir a su cima, al menos ha de pasear cerca de la mastodóntica estructura de metal para entender por qué su construcción causó tanto revuelo hace más de 130 años. El “monstruo de hierro” como se la conoció entonces con sus 300 metros de altura hacen que esta sea visible desde prácticamente cualquier punto de la ciudad. No en vano fue el edificio más alto del mundo hasta la construcción de la Torre Chrysler, en Nueva York en la década de 1930. Tenéis mucha más información práctica en este link.

Hacer un picnic en los jardines de Marte es una buena forma de observarla y disfrutarla sin tener el agobio de los visitantes. Desde el lado opuesto, en la parte alta de los jardines de Trocadero, se halla uno de mis museos preferidos de París, el Museo del Hombre, un museo antropológico con una colección exclusivamente dedicada al estudio de la evolución humana. Para ir sin prisas.

 

Palacio de Les Invalides

Situada en el 7º distrito, es famosa por ser el lugar donde descasan entre otros los restos de Napoleón. Es un complejo íntimamente ligado con el pasado militar francés en el que se encuentran varios edificios de interés, entre otros el hospital militar y el Museo del ejército, y fue construido con la intención de que las instalaciones ofrecieran cobijo para los veteranos inválidos de guerra que quedaban sin hogar. En la parte sur del mismo, está la Catedral de Saint Louis, que se dividió a su vez en dos partes: la Iglesia del Domo, y la Iglesia Saint-Louis des Invalides. Aunque unidas arquitectónicamente, la primera de ellas se realizó para la Familia Real y la segunda para los soldados. La Iglesia del Domo acoge los restos mortales del emperador Napoleón Bonaparte, su hijo y hermanos también descansan allí.

Abierto todos los días. Cierra el primer lunes de cada mes. De 1 de Octubre hasta el 30 de Marzo el horario es de 10h a 17h; Del 1 de Abril hasta el 30 de Septiembre, abre de 10h a 18h (el martes hasta las 21h).

En uno de los laterales se encuentra el Museo Rodín, por lo que se pueden aunar ambas visitas si os interesa el arte. Abierto todos los días, excepto el lunes, de 10:00h a 17:45h.

Dirección: 77 Rue de Varenne, 75007 Paris

Por Ana Morales © Copyright 2019 – Todos los derechos reservados

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!