Fatehpur Sikri: la ciudad olvidada de Akbar


Posiblemente si alguno ha hecho algún recorrido por el Rajasthan, tras abandonar Agra con la intención de ir a Jaipur, haya recalado en Fatehpur Sikri, una ciudad construida en piedra arenisca roja que parece surgir de repente, en medio de ningún sitio en un terreno elevado rodeado de una llanura árida y polvorienta.Estanque central de Fatehpur Sikti No es una alucinación, aunque habrá quien os confirme que, a pocos años de su construcción se convirtió en una ciudad fantasma, quedando durante siglos relegada en el olvido.
Efectivamente, la ciudad reconocida como Patrimonio de la humanidad desde 1986 fue erigida por el emperador mogol Akbar como capital de su imperio, y fue habitada durante tan sólo 14 años, conformando un bello ejemplo de la ciudad amurallada mogol, con grandes zonas públicas y privadas. El lugar elegido para su emplazamiento fue como consecuencia de un hecho fortuito, y es que a pesar de que Akbar era el soberano de un inmenso reino que se extendía desde el Himalaya hasta el Decán y de Puerta de Fatehpur Sikritener todo lo necesario para ser feliz, le faltaba un heredero. Akbar ya había perdido la esperanza de engendrar un hijo y heredero para su imperio. Atormentado por esta idea visitó a un ermitaño llamado Sheikh Salim Chisti, que vivía en la colina de Sikri, y cuya fama de sabio y santo era proverbial. El santo predijo que tendría tres hijos, el primero de los cuales, nació el año siguiente, y reinaría con el nombre de Jahangir. En señal de agradecimiento, Akbar decidió levantar la nueva capital aquí, en Sikri. La construcción de la nueva capital ceremonial, con sus bellos palacios, patios, estanques, harenes, tumbas y una gran mezquita, fue iniciada en 1569. Albañiles y talladores de piedra trabajaron duro en una zona que tenía una superficie de más de dos kilómetros de largo y kilómetro y medio de ancho usando una piedra arenisca de color rojo brillante disponible en la zona, que es la que proporciona a los edificios su brillo.
Diwan-i-khas, audiencia privadaPor ello entre otras cosas Fatehpur Sikri os recordará sin duda al fuerte rojo de Agra, están construidos con los mismos materiales, aunque su arquitectura es más barroca e inspirada por cuatro tradiciones religiosas bien diferentes: el hinduismo, el islam, el cristianismo y el jainismo. Incluso por una nueva fe sincretista fundada por el propio Akbar, Din-e-ilahi, en la que Akbar quiso aglutinar todas las religiones. Aunque fue un proyecto que duró muy poco sigue siendo motivo de controversia. Realmente lo más resaltable de sus convicciones fue la tolerancia hacia todas las religiones, algo que perdura en la India actual, y eso que del gran Akbar se dice que era iletrado, pero también que era de espíritu curioso y universal. Amante de las artes, se le considera como un contribuyente importante del legado arquitectónico de la India. Construyó numerosos palacios, patios y masjids donde se pueden apreciar la creatividad y la estética típica mogol.

Francesc Morera i FargasRespecto a los motivos del abandono, se piensa que fue debido a los problemas que tuvo para abastecerse años más tarde, al bajar el nivel de la capa freática, que era insuficiente para cubrir las necesidades de agua de la población. Tras el abandono, esta fue saqueada y robados muchos de sus tesoros. Las viviendas comunes están en ruinas, las murallas, de casi 6 kms de largo están en buen estado, rodeando a la que se considera la más magnífica y mejor conservada ciudad de La India. La mayoría de los edificios situados en el interior de Fatehpur Sikri son una mezcla única de tradiciones arquitectónicas florecientes en ese momento en la India. Los palacios también están perfectamente conservados, así como la imponente mezquita que alberga, la segunda más grande de la India. La Gran Mezquita o Jama Masjid es, junto con el Francesc Morera i FargasPanch Mahal uno de los edificios mejor conservados de Fatehpur Sikri y es verdaderamente espectacular. Como espectacular es la puerta de entrada a la misma, de 54 metros de altura tras la cual accedemos al fantástico patio porticado, en cuyo centro se erige la pequeña tumba de Sheikh Salim Chisti , en mármol blanco, un centro de veneración al que todos aquellos que desean ser bendecidos con descendencia se acercan para depositar flores y monedas.

Fatehpur Sikri es uno más de los grandes atractivos turísticos del norte de la India, un motivo más para pernoctar al menos dos noches en Agra, y, reconocer que a pesar de su soberbia belleza atemporal, hay vida después del Taj Majal.

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

 

1 Comentario

  1. Recuerdo la visita, si no estoy equivocada la visitamos a pleno sol a las 3 de la tarde, la verdad es que es impresionante los diferentes pabellones para las mujeres y para los hombres.No había mucha gente allí en medio de la nada aparecieron en el cielo unos grandes pájaros negros y me dió un escalofrio quizás por la grandeza de todo lo que nos rodeaba y la sensación de estar tan solos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Fahtepur Sikri, la ciudad olvidada de Akbar i am travel blogger - […] Ver artículo completo aquí … […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!