Jerusalén: el Monte del Templo


El tercero de los lugares más importantes de Jerusalén está situado justo sobre el muro de las lamentaciones, uno de los muros originales de contención del terreno en cuya disputada explanada se encuentran el santuario de la Roca y la Mezquita Al-Aqsa.

El Monte del Templo, en Jerusalén, es el lugar más sagrado para el judaísmo, pero además es el tercer lugar más sagrado para el Islam, y un importante sitio para la cristiandad. Si os alejáis de la ciudad santa fuera de las murallas y la observáis desde un punto elevado, la Cúpula dorada de la Roca sobresale de la Ciudad vieja y es quizás, el edificio más reconocible de Jerusalén.

 

Historia

Es imposible no hacer referencia a la historia cuando se habla de Jerusalén. Debido a que las tres religiones abrahámicas: judaísmo, cristianismo, e islam reconocen a Abraham como profeta, todas ellas reclaman Jerusalén como un centro de adoración. Ahora os resumo por qué el Monte del Templo es tan relevante para cada religión.

Para el judaísmo, en el monte del templo están “los cimientos del mundo”.

La historia bíblica del monte del templo (monte de Moriá) empezó mucho antes de la construcción del primer templo ya que según el Génesis, 900 años antes del primer templo, Dios pidió a Abraham que fuera al monte Moriá (el monte del Eterno) para sacrificar a su hijo Isaac. Este lugar estaba cerca del pueblo de Salem, que posteriormente se convirtió en Jerusalén, y que acabaría siendo la capital de los antiguos reinos de Israel y Judá. El rey David trasladó el tabernáculo (hasta entonces, era una especie de templo móvil) a esta ciudad.

El rey Salomón construyó el primer templo sobre este terreno árido y pedregoso, este duró 400 años en pie hasta que en el año 586 a.C. Judá fue invadido por los nabateos, y el templo fue destruido. Éste fue reconstruido bajo las órdenes de Herodes y el segundo templo fue conocido como el templo de Herodes. La edificación se mantuvo en pie durante 600 años hasta que fue destruida por los romanos en el año 70 d.C., tal como Dios lo había profetizado.

Una parte pequeña del muro de la fundación en el lado oeste del monte del templo sobrevive hasta hoy. Esta pared era simplemente parte del muro externo que rodeaba el monte de templo, no formaba parte del templo en sí. Pero es la parte más cercana al desaparecido templo, por lo que se convirtió en un lugar santísimo para los judíos. Este muro Occidental es conocido por los no judíos como el Muro de las Lamentaciones. Según la tradición judía, se construirá un tercer templo en el sitio durante la era mesiánica.

Para el cristianismo, millones de cristianos realizan peregrinajes a Jerusalén cada año.

En la actualidad Jerusalén es una de las ciudades cristianas más importantes del mundo porque atesora muchísimos santuarios cristianos, iglesias y sitios históricos.

Jesucristo fundó el cristianismo en el siglo primero en Jerusalén. La Iglesia cristiana primigenia era considerada entonces una secta judía, (siglos primero y segundo). Por estas raíces y observancia judías los primeros cristianos fueron muy perseguidos. La Iglesia cristiana primitiva huyó de Jerusalén antes de la destrucción de Jerusalén en 70 d.C. estableciéndose en ciudades a lo largo del Imperio Romano, especialmente en Asia Menor: Turquía, Jordania y Siria. Cuando Constantino se convirtió al cristianismo en año 324, Jerusalén, que atesoraba tantos sitios santos en y alrededor de la ciudad fue ensalzada tanto por él como por los emperadores romanos que le sucedieron, construyendo iglesias cristianas y santuarios en Jerusalén. Las divisiones que surgieron dentro del cristianismo propiciaron el desarrollo de numerosas ramas del cristianismo. No obstante, Jerusalén siguió siendo muy importante por ser el lugar de origen del cristianismo en todas sus formas. Y el Monte del templo es un importantísimo lugar histórico que aparece en la Biblia.

Para el Islam, éste evolucionó a partir de la tradición judeocristiana y los valores culturales de las tribus nómadas beduinas de Arabia.

El islam es una religión centrada en el Corán y la vida de Mahoma, quien es reverenciado como el último profeta de Dios. Los tres santuarios más santos del Islam se encuentran en Meca, Medina y Jerusalén. Meca es el lugar donde el Corán fue revelado. Medina es el lugar donde Mahoma fue sepultado y, de acuerdo a la tradición musulmana, Jerusalén (Cúpula de la Roca) es el lugar donde Mahoma ascendió al cielo.

En el año 638, Jerusalén fue ocupada por el califa Omar Ibn El Khattab, cayendo la ciudad bajo el dominio musulmán. En el año 691, el califa Abed El Malek construyó la Cúpula de la Roca sobre la plataforma del Monte del Templo. Más tarde, El Walid construyó la mezquita Al-Aqsa. Según la fe islámica, esta es la ubicación donde Mohamed llegó después de un viaje nocturno, montando una bestia mágica llamada “Al-Boraq”. La Cúpula de la Roca es un santuario donde se encuentra la roca de la ascensión. Por esto a este terreno se le llama la explanada de las mezquitas.

El islam reconoce a muchos de los profetas judíos y cristianos, incluyendo a Abraham, Moisés y Jesús (aunque ellos ven a Jesús como un profeta y no como el Hijo de Dios). Para el islam, judaísmo y el cristianismo son versiones previas del islam, con revelaciones dadas por Alá pero mal interpretadas con el transcurso del tiempo por judíos y cristianos. Para los musulmanes el islam es la revelación final, correcta y completa, en la tradición monoteísta de las tres religiones.

En la actualidad los musulmanes tienen control de la Mezquita de Al-Aqsa y de la Cúpula de la Roca en el monte del templo en Jerusalén.

 

Conflictos por el control del monte del templo

Fundada hace aproximadamente 3.000 años atrás, la ciudad de Jerusalén ha sido considerada largamente como una ciudad santa de paz, irónicamente, a lo largo de los siglos esta ciudad ha sido el lugar de numerosos conflictos, concretamente, el monte del templo ha sido un punto focal de tensión interreligiosa durante décadas. Hasta mediados del siglo XX, no se permitía el acceso de los no musulmanes en el Monte del Templo. Desde 1967, a los no musulmanes se les ha permitido acceder al sitio, pero la oración está prohibida.

Los musulmanes son 1/3 de la población de Jerusalén, y controlan el Monte del templo (Mezquita Al-Aqsa y el Domo de la Roca) aunque los judíos supongan los 2/3 de la población y controlen la ciudad y el territorio alrededor de los sitios sagrados de los musulmanes. La seguridad general del sitio, incluida la entrada a visitantes y fieles, recae en las fuerzas de seguridad israelíes. Estos lugares sagrados son demasiado importantes para que el Islam considere compartir el monte del templo con los judíos, que anhelan tener su templo allí. Esto es uno de los puntos del conflicto.

 

La visita

Cómo visitar el Monte del Templo?

Los visitantes acceden en el complejo a través de la Puerta de Mughrabi, junto al Muro Occidental. Para llegar a ella tendréis que pasar por una pasarela de madera que se ve desde el muro de los lamentos, cerca de la conocida como Puerta del Estiércol de la ciudad vieja de Jerusalén. Aquí pasarán por un control de seguridad previo a pasar por la mencionada puerta, y aviso de que se lo toman en serio, detectores de metales, escáneres de rayos X, etc. Se puede pedir a los visitantes que muestren sus pasaportes. Dentro de la explanada veréis  guardias armados con rifles y armas que imponen un poco, pero como ya expliqué antes, es un punto muy conflictivo de la ciudad y es por seguridad.

Mientras que la admisión es gratuita, el sitio sólo está abierto durante tiempos muy específicos. Debido a esto, puede haber importantes colas para entrar por lo que lo mejor es llegar temprano.

Horario de visita de lunes a jueves:

Invierno octubre a marzo: 7:30 am – 10:30 am y 12:30 pm – 1:30 pm

Verano abril a septiembre: 8:30 am – 11:30 am y 1:30 pm – 2:30 pm

El acceso al interior de la Cúpula de la roca está cerrado para no musulmanes, pero la podréis ver por fuera. El Monte del Templo está cerrado a los visitantes el viernes (día festivo musulmanes) el sábado (día festivo para los judíos) y feriados musulmanes. A veces la entrada al sitio se cierra sin previo aviso, incluso cuando está programado para ser abierto.

Vestimenta

Para entrar, tanto hombres como mujeres deben vestirse modestamente. Los hombres deben usar pantalones largos y una camisa que les cubra los hombros. Las mujeres necesitan pantalones largos o una falda larga con una camisa que les cubra hombros y codos. La ropa debe ser holgada. Se permiten sandalias. No es necesario un pañuelo en la cabeza. Os pueden negar el acceso si no se cumplen estas normas así que tomadlo en serio porque quizás, como en mi caso, sólo tendréis una oportunidad de visitarlo.

No se pueden traer tampoco objetos judíos o cristianos sagrados, ni siquiera aunque sean souvenirs. Ojo con fotografiar a los guardias de seguridad.

Por Ana Morales © Copyright 2020 – Todos los derechos reservados

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

 

2 Comments

  1. Avatar

    Gracias por la info que es muy buena y al menos para mi, desconocida.

  2. Ana Morales

    Gracias Susana por tus palabras, intentamos que nuestros posts sean interesantes y estén bien documentados. Un saludo

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!