Nunca he estado en Afganistán, y tal y como se ha desarrollado la guerra y la situación de caos e inseguridad que ha dejado después, es probable que esto no ocurra nunca, o al menos en un plazo razonable. Todo y así, gracias a la literatura todos podemos acercarnos, conocer cómo transcurre la vida allí, y hacer este país  menos lejano.

De Afganistán he leído varios libros estupendos:

 

Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini

Amir y Hassan son dos niños que se han criado juntos y que crecen como hermanos, a pesar de que ambos pertenecen a muy diferentes etnias y clases sociales. Amir es el hijo de un influyente hombre de negocios de Kabul de la etnia pastún  y Hassan es hijo de un criado de la casa y de etnia zahara. Pero además el carácter de Hassan es el de una persona leal

Cometas en el cielo

y entregada, mientras que Amir será capaz de traicionar su amistad para conseguir el reconocimiento de su padre. Cometas en el cielo habla del regreso de un exiliado desde Estados Unidos hasta Afganistán para ajustar cuentas con su pasado y su culpa, en una historia sobre la amistad, la pérdida de la inocencia, la traición, y como ello nos persigue durante nuestras vidas. Amir tendrá la oportunidad de redimir sus pecados y restaurar el daño hecho, aunque tendrá que arriesgar todo lo que tiene para conseguirlo. De fondo, asistimos a la decadencia de un país devastado por la invasión de los rusos y posteriormente por la llegada de los talibanes. Entrañable y muy recomendable. También existe la película.

 

 Mil Soles espléndidos, de Khaled Hosseini

El autor,  un afgano  exiliado en Estados Unidos desde después de la invasión soviética de 1979, nos lleva a un viaje por Afganistán. Mil soles espléndidosEn Mil Soles espléndidos, nos cuenta la vida de dos protagonistas femeninas, a través de las cuales, contemplaremos treinta años de la historia reciente de Afganistán, un país sumido en el horror, que contempla cómo el invasor/salvador de turno no hace sino empobrecer y atentar aún más que el anterior contra la dignidad del ser humano, pero especialmente, de las mujeres. Los talibanes las recluyeron aún más en sus casas, y convirtieron la segregación y la injusticia en ley. Sin derechos, sin voz, sin poder decidir en ningún aspecto de sus vidas, pero todo y así con una fuerza y una resistencia que hacen de esta novela un libro precioso y emotivo. A todas las afganas les dedica Mil Soles espléndidos, una historia de amistad y solidaridad femenina con la trágica historia reciente de Afganistán como telón de fondo. En esta novela veremos la vida a través del burka, sentiremos el miedo de ser mujer en Kabul y os aseguro, que el libro os hará pensar, os causará rechazo a veces, y otras casi os hará llorar, pero  seguro de que no os dejará indiferente.

 

 El librero de Kabul, de  Asne Seierstad

Lo he leído muy recientemente, y ha sido un descubrimiento para mí, que no para el resto del mundo pues este libro fue un best-seller cuando se El librero de Kabulpublicó. Asne es una reputada  periodista noruega que estuvo en Afganistán en 2002, con la caída de los talibanes,  y que entabló amistad con un particular librero, Sultan Khan, un hombre culto, patriota y con una gran familia. Sultan Khan  le relató las desgracias que los distintos gobiernos habían infligido a la cultura en todos sus ámbitos, y a su negocio. Como había acabado varias veces en la cárcel por vender libros y como tuvo que huir a Pakistán. El individuo, curioso, le pareció de lo más interesante y ella le propuso vivir en su casa durante unos meses y ser testigo de las relaciones familiares, las historias personales de cada miembro, las  penurias y las dificultades a las que se enfrenta la sociedad afgana, pero inevitable y especialmente para las mujeres. Asne nos lo cuenta en este libro, que nos explica cómo fue cambiando el país durante los diferentes gobiernos que se suceden en las últimas décadas, desde la ocupación soviética, el presidente Zahir Khan, los talibanes, hasta la ocupación tras la guerra. Es un libro ameno y lleno de descripciones, amores frustrados, matrimonios de conveniencia, opresión y falta de futuro para las mujeres, invisibles, dependientes y tuteladas por las figuras masculinas de la familia, pero donde además hay mucha información sobre el país. Interesante porque los personajes están inspirados por la propia familia del librero, y, las historias que narra, con alguna que otra pequeña licencia, las ha presenciado o se la han relatado directamente.

 

El botones de Kabul, de David Jiménez

El autor es corresponsal de El Mundo en Asia, y, basándose en su experiencia personal en el país, nos muestra una obra de ficción que es la excusa perfecta para mostrarnos lo que piensan cada uno de los bandos enfrentados en Afganistán. Ángel  ha buscado en la novela el modo dEl botones de Kabule asomarnos a la realidad cotidiana y la vida de la gente a través de dos personajes antagónicos, un americano que está en el país para hacer negocio con la guerra y Habid, conserje del Hotel Intercontinental. Tras entablar amistad con Habid, empleado del malogrado hotel Intercontinental donde el autor se hospedaba, este le hace partícipe de su historia, y cómo  sobrelleva una vida de dignidad y normalidad dentro del caos en el que se haya sumergido el país. Habid es un héroe anónimo, como tantos, con una  vida cotidiana hecha ruinas, y soportada por personas que se esfuerzan por seguir viviendo en medio del desorden, en un entorno miserable. El libro se lee de un tirón, es excelente.

 

Una oración por la lluvia. Historias de Afganistán, de Wojciech Jagielski

El libro recoge la experiencia de un renombrado periodista polaco que visitó numerosas veces el país entre 1992 y 2001. Con su mirada de reportero, Jagielski nos relata de modo magistral la historia reciente de un país destrozado por la guerra, que nunca ha aceptado una dominación extranjera pero que tampoco ha sido capaz de unirse en torno a un centro de poder por las divisiones y conflictos entre las etnias del país.Una oración por la lluvia

Por estas páginas pasan  comandantes, líderes políticos, mullahs, gente corriente y valientes guerreros , ofreciéndonos un retrato diverso del país, repleto de voces y opiniones distintas, basado en las experiencias personales del autor y en su admiración por la gente y los paisajes de Afganistán. Una oración por la lluvia es una lectura muy recomendable para comprender el rompecabezas afgano y las razones por las que, a pesar de su lejanía, sigue siendo un lugar tan decisivo para la política internacional.


Ana Morales
Ana Morales

© Copyright | Todos los derechos reservados

Si te ha parecido interesante el artículo, ayúdanos a mantener el blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!