A menudo me consultan sobre la idoneidad de elegir Estambul como destino para una escapada en Navidad, quizás porque muchas personas no tienen claro qué pueden esperar de esta exótica ciudad en estas fechas señaladas. Se celebra allí la Navidad? Cómo de “europea” es Estambul en ese sentido? Porque si bien hay viajeros que huyen textualmente de la Navidad y los compromisos familiares y prefieren pasar estas fechas fuera de casa y del ambiente navideño, otros muchos lo hacen pero esperando celebrarlo allí donde vayan.

Lo primero que han de saber es que La República Turca fue fundada en el 29 de octubre de 1923 por Mustafa Kemal Ataturk, poniendo fin a cerca de cinco siglos de Imperio Otomano e iniciándose con ella un programa de occidentalización. Desde que en 1926 Turquía reemplazó el Rumi takvim o calendario islámico utilizado durante el Imperio Otomano por el calendario gregoriano, Turquía tomó prestadas algunas tradiciones de la Navidad y el Año Nuevo que coexisten hoy día con las propias de las tradiciones turcas musulmanas.

 

Se celebran el 24, 25, fin de año y/o año nuevo?

El 24 y 25 de diciembre son días laborables como cualquier otro en Estambul.

Eso significa que tiendas, bancos, y atracciones turísticas suelen abrir con sus horarios habituales, por lo que podréis planificar visitas turísticas y compras sin mayor problema. En Turquía no se celebra la Navidad aunque claro, la vertiente consumista del asunto, mercados navideños incluso, y la decoración navideña es otro cantar, por ello no debe sorprendernos encontrar calles y centros comerciales iluminados con decoración netamente navideña. Cosas de la globalización, del marketing o de la mezcla cultural. Por esto de la mezcla cultural y de las minorías que la habitan, sabed que la comunidad cristiana de Estambul, aunque el día de navidad sea un día laborable, puede acudir si lo desea a escuchar la misa del gallo, una de las más populares es la de la iglesia de San Antonio de Padua en la avenida Istiklal.

Sobre el fin de año, y el Año Nuevo, esos sí se celebran. De hecho, en Turquía relacionan el árbol de navidad y Papá Noel con la celebración de fin de año. En fin de año los familiares y amigos intercambian regalos y decoran los salones de sus casas con un árbol de navidad y figuras de Papá Noel, (que los más informados sabrán, nació en Patara, Turquía). Así pues, los estambulitas suelen pasar el fin de año en familia o entre amigos en casa o en sus residencias vacacionales. La costumbre de salir de fiesta a darlo todo en fin de año existe, pero no tan arraigada como en España. Sin embargo, el día de Año Nuevo es festivo en Turquía desde 1935 así que puedes contar con disfrutar de una larga noche de Nochevieja; al día siguiente no se trabaja por lo que encontrarás ambiente festivo.

Como os decía, estas fechas no afectan a la apertura de monumentos, museos, restaurantes, lo cual es una gran ventaja porque podréis disfrutar de las actividades normales con menos masificación, ya que aunque cada vez más gente visita Estambul en Navidad, no es su temporada más alta. La culpa, sin duda, la tienen las bajas temperaturas que sufre la ciudad y el intenso frío polar. Os ruego os informéis bien y vayáis pertrechados para el frío intenso, la lluvia y muy posiblemente la nieve. No dudéis en echar todo vuestro equipo de ropa para el frío: abrigos impermeables y aislantes, zapatos de gore tex, guantes, bufandas, gorros polares y, paraguas plegable de esos que caben en cualquier mochila. Los necesitareis.

Dicho lo anterior sobre los rigores del clima en diciembre en la ciudad, considerad buscar actividades en las que podáis estar resguardados y combinadlas con otras al aire libre, os alegraréis.

 

Donde buscar la Navidad en Estambul?

Pues en aquellos distritos con mayor población de expatriados principalmente. Puedes probar con alguna de las ideas que te doy a continuación:

Uno de los mercadillos más populares entre la comunidad internacional de Estambul es el de Kermes Bomonti, organizado por las hermanitas de los pobres en el barrio de Bomonti (Frannsız Fakirhanesi, Silahşör cad. Ortakır Sok. no.2, 34380 Estambul), y que cada año organizan este mercadillo navideño de artesanías durante solo un día para recaudar fondos y poder  ayudar a los ancianos más desfavorecidos de Estambul. Este año, debido a la pandemia, fue el 14 de diciembre.

Para respirar ambiente navideño como si estuvieras caminando por las calles de cualquier capital europea, te recomiendo que te acerques al barrio de Nişantasi. Este barrio histórico, pasada la Plaza de Taksim, es quizás el barrio más europeo e internacional de la ciudad, allí habitan familias de la alta sociedad estambulí así como diplomáticos y trabajadores expatriados de empresas internacionales. Abdi Ipekçi y Tesvikiye son las calles más comerciales de esta parte de la ciudad y podréis disfrutar de los escaparates y las luces de navidad así como de la noche de fin de año. Las celebraciones del Año Nuevo de Estambul son famosas. En la víspera de Año Nuevo, Estambul está en pleno apogeo con restaurantes, cafeterías, bares y discotecas llenas. Y tras la cena, al aire libre, es famosa la fiesta callejera gigante de Nişantası o de Kadiköy.

El barrio de Kadiköy es una opción perfecta en condiciones normales para disfrutar de una cena en cualquiera de los acogedores restaurantes que hay por la zona para después unirse a la fiesta en las calles o en cualquier bar de copas de Nişantası o de Kadiköy. Es muy desaconsejable acudir en fin de año a la zona de Taksim, tanto a la plaza como a la avenida Istiklal, debido a la gran concentración de gente que acude dicha noche, aunque por supuesto, dependerá de lo que estéis buscando. Por tanto y resumiendo; la mejor manera de experimentar la celebración de Año Nuevo en Estambul es cenar en un restaurante en Nişantası o Kadıköy, y alrededor de las 23:00h unirse a la fiesta en la calle. A partir de ese momento, celebrarás en la calle con miles de personas y podrás comprar la bebida en las tiendas de los alrededores. Mi consejo es reservar allí donde vayáis a cenar si queréis aseguraros mesa. Este día se suele trabajar con un menú cerrado especial como aquí, que a menudo incluye algún espectáculo.

Si por el contrario no os seduce estar en la calle ante unas más que predecibles heladas temperaturas, la otra opción es celebrar en algún hotel, restaurante, bar o club de la ciudad, que os ofrecerán entretenimiento a un precio cerrado. Ya sabéis, combinación de cena y fiesta en los hoteles y restaurantes, o barra libre con espectáculo en los bares y clubes. La mayoría de estas entradas para fiestas se venden a través de Biletix.

Para aquellos que no quieren pagar los altos precios de este ocio dirigido o simplemente no se quieran quedar en un mismo lugar toda en la víspera de Año Nuevo, les sugiero que vayan a Istiklal Caddesi, Ortaköy o Bebek. Ortaköy y Bebek tienen menos bares que ofrecer, pero tienden a ser más acogedores y ciertamente están mejor ubicados para ver los fuegos artificiales del Bósforo. Sí, he dicho fuegos artificiales. A la medianoche, la ciudad se iluminará con los famosos fuegos artificiales. Es una buena idea pasar el 31 en un establecimiento con terraza en la azotea o cerca de las orillas del Bósforo para disfrutar de ellas.

Por último sabed también que existen muchos cruceros con cena de Año Nuevo por el Bósforo.