Sobre mí


Ana_imagen_blogRecuerdo que todos los años cuando llegaban las ansiadas vacaciones escolares, hacíamos algo que ya casi nadie practica: “el veraneo”. Tres meses trasladando la residencia y rutinas al borde del mar y haciendo maratonianas jornadas de playa, de esas tan poco recomendables. Sin duda, la parte menos idílica de ese cambio de aires era el trayecto en coche de los cuatrocientos y pico kilómetros que nos separaban de la costa. El día “D” no por menos esperado estaba en mis pesadillas, yo fuí una niña a la que el simple olor de la gasolina ya le hacía vomitar. Ni biodraminas, ni nada. A menudo el martirio comenzaba sin haber salido siquiera de la ciudad.

Esto que cuento como una anécdota me arranca una sonrisa cuando lo pienso porque con semejantes antecedentes nada me podía haber hecho imaginar que de adulto lo que me costaría sería precisamente estar quieta en un sitio. Hoy siempre es un buen momento para viajar.

No me gustan las etiquetas. Y tampoco sabría definirme como viajera pues aunque tengo mis preferencias, la mayoría de las veces son los destinos los que me eligen a mí. Sucede constantemente: a través de la lectura de un libro, la entrada de un blog, o  el visionado de una película o un documental se despierta en mí la curiosidad primero y la necesidad después de trasladarme a esos lugares. Necesito traerme mis propias impresiones, sobre todo porque por mucho que haya podido leer o investigar por mi cuenta, la realidad es mil veces mejor.

Cada vez viajo más ligera y más low-cost. He ido dejando atrás todo lo que no es estrictamente necesario y es de las mejores decisiones que podía tomar porque al final, no importa lo impresionate que sean las ciudades, o su pasado histórico, lo que te llevas con más cariño es la interacción y el contacto con la gente, las pequeñas aventuras y desventuras. Mi única concesión es la cámara de fotos y las libretas donde tomar notas, sin ello el viaje no estaría completo.

En 2015, tras regresar de mi último viaje a Estambul y comprobar que me sigue atrayendo y motivando para escribir decidí crear una sección específica en el blog que no podía llamarse de otro modo mas que I Love Istanbul. Desde aquí, mi humilde tributo personal a quizás la urbe más fascinante del planeta, que me inspira y seduce a partes iguales.

Decía Unamuno algo así como que “el fascismo se cura leyendo, y el racismo, viajando”. Cada uno podrá tener sus propias opiniones a este respecto, pero yo creo que viajar sin duda nos enriquece y expande nuestros horizontes. Nos hace personas más abiertas y  con menos prejuicios y alimenta nuestro espíritu.

Creo sinceramente que viajar es vivir dos vidas, y, desde esta humilde ventana, os invito a acompañarme.

Ana MoralesCuaderno de Viajes

En este Blog, dedicado a los viajes y destinos por todo el mundo encontrarás artículos sobre viajes y actualidad.

Fotógrafo Colaborador: 

Colabora con su trabajo como fotógrafo de viajes, aportando sus imágenes y su experiencia a mis reportajes. Como diseñador gráfico y webmaster, es el SEO y responsable del diseño del blog. www.francescmorera.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando acepta su uso y el de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!