Estambul es una ciudad tan monumental que dedicar tiempo a visitar museos puede parecer innecesario, pero sin embargo, no olviden que alguna de las principales atracciones turísticas de Estambul ya son en sí mismas museos, ejemplo de ello es Santa Sofía, San Salvador en Chora, Rumeli Hisari, o los mismos Palacios de Topkapi o de Dolmabatche.

Obviando estos primeros, de los cuales ya elaboré alguna entrada, hoy voy a hablaros de otros que entendemos puramente como museo. Y, creedme que no es tarea sencilla ya que en Estambul hay una gran abundancia de ellos de todo tipo y contenido. Esta entrada es para aquellos que quieran profundizar en algún aspecto de la historia o el arte turco y no es en ningún caso un ranking, tan solo una selección personal que creo les resultará variada e interesante.

 

Museo Arqueológico y Museo de antigüedades Orientales

Están en edificios anexos. Para mí este es uno de los museos más interesantes y disfrutables de Estambul. Si os apasiona la historia y las antigüedades, este es vuestro lugar, podréis pasear entre piezas arqueológicas únicas tan famosas como el “Sarcófago de Alejandro Magno”, o fragmentos de la puerta babilónica de Ishtar (que se encuentra en su mayor parte en Alemania).

Fundado por el mecenas de las artes y pintor Osman Hamdi Bey ( link) , este se convirtió en el primer museo de Turquía en 1891. Y es hoy en día uno de los más importantes de su género en el mundo por el inmenso patrimonio arqueológico que Turquía atesora tras el paso de decenas de civilizaciones por su territorio. En su exterior veréis por doquier sarcófagos de piedra, restos de columnas, estatuas que no parecen encontrar un espacio para ser mostradas dentro del museo, quizás por el exceso patrimonial del país.

La colección de sarcófagos es uno de los puntos fuertes de la colección. Quizás hay tantos porque su peso y dimensiones impidieron el expolio por parte de las potencias europeas que con la intención de “ayudar a desenterrar el pasado de las distintas civilizaciones” robaban a manos llenas parte de lo que desenterraban sin ningún recato.

El “sarcófago de Alejandro” se encontró en Sidón, con otros cuatro sarcófagos que constituyen las piezas más valiosas del museo, aunque no perteneció nunca al general macedonio, de hecho, se le atribute a Abdalónino, Rey de Sidón nombrado por Alejandro Magno, quien había vivido como un humilde y honesto jardinero hasta que Alejandro le restauró en el trono de sus ancestros. Recrea la batalla de Issos donde Alejandro derrotó a Darío III.  Cerca, otro sarcófago bien famoso, el de las plañideras, que guarda los restos del rey Straton, de Sidon, o el celebérrimo Sarcófago de Sidamara. Afortunadamente su peso de 32 toneladas le libró de ser embarcado rumbo a Inglaterra por el entonces cónsul inglés Sir Charles Wilson quien se lo quería llevar a su casa. Todo y así, se llevó una cabeza del conjunto de recuerdo que hoy se muestra en el Victoria and Albert Museum.

Museo Arqueologico de EstambulEn edificios separados dentro del mismo complejo, se encuentran el Museo de Arte Islámico y el Museo de las Antigüedades Orientales. Este último, alberga las piezas más antiguas del museo, colecciones de Egipto, Mesopotamia, Arabia pre-islámica y la Anatolia anterior a Grecia. Además un inmenso archivo de más de 75.000 tablillas cuneiformes, es decir, una especie de biblioteca de arcilla. También resaltar la exposición asiria, o los coloridos mosaicos y relieves originales de leones, dragones y toros de las puertas de Babilonia, una maravilla de la corte de Nabucodonosor. También se expone el Tratado de Qadesh, tratado de paz entre Egipto y el reino hitita formalizado por Ramsés II y Hattusil III después de la Batalla de Qadesh en 1274 a.c. Este museo está muy céntrico y accesible pues está situado en los jardines exteriores del palacio de Topkapi. Podeis terminar la experiencia tomando un té en los mismos jardines del museo.

Dónde: Palacio de Topkapi, Seraglio Point, Sultanahmet

 

Museo de Arte Turco e Islámico

Es uno de los museos más importantes de Estambul.

Está situado en la misma plaza de Sultanahmed, en el antiguo palacio del gran visir İbrahim Paşa, por lo que puede complementar otra visita que hagáis en la zona (Topkapi, Santa Sofía, Mezquita Azul, Gran Bazar, etc etc). El museo ocupa lo que fuera la sala de audiencias del gran visir, la sala de ceremonias y el segundo patio, y custodia unas cuarenta mil piezas de distintas categorías, desde las alfombras hasta las cerámicas, los sarcófagos o incluso diferentes versiones del Corán, con un valor histórico incalculable.

Personalmente creo que lo mejor es la colección de alfombras de entre los siglos XIII-XX que se exponen aquí: raras alfombras del Imperio Selyúcida, finos tejidos de las regiones iraní y caucásica, es la colección más rica del mundo y la tenéis aquí, a solo unos pasos de la Mezquita Azul.

Esta colección de objetos y artículos históricos se mostraba originalmente en el comedor comunitario del complejo de la Mezquita de Süleymaniye antes de ser  trasladado definitivamente aquí. Por cierto, en el patio del museo hay una terraza con unas vistas fantásticas de la Mezquita Azul. Un lugar perfecto para descansar y tomar un té.

Dónde: Sultan Ahmet Mahallesi, Meydanı Sok. No: 46, 34122, Estambul

 

Museo de Pera

En Beyoglu y no muy lejos de la Avda Istiklal encontrareis el Museo de Pera ubicado en lo que hasta 2005 era conocido como el hotel Bristol.

Es un museo muy reconocido que se centra especialmente en el orientalismo en el arte del siglo XIX y presenta un vasto panorama visual de los últimos dos siglos del Imperio Otomano.

El Museo Pera alberga exposiciones periódicas de préstamos internacionales, además de tener colecciones permanentes de pinturas orientalistas, pesos y medidas de Anatolia, y azulejos y cerámica de Kütahya.

La Colección de Pintura Orientalista de la Fundación Suna e İnan Kıraç es una de las colecciones más elaboradas de Turquía y un placer de visitar para todos aquellos que habéis soñado con ese oriente más evocado y soñado que real. Esta gran colección reúne importantes obras de artistas europeos inspirados en el mundo otomano, la geografía regional de Turquía, así como obras de artistas otomanos y cómo se influenciaron entre sí desde el siglo XVII hasta principios del XIX. Entre otras sabed que la obra “El entrenador de tortugas” del imprescindible Osman Hamdi Bey se encuentra expuesta aquí. Para mí ya solo por eso el Museo de Pera merece una visita, pues esta pintura de gran simbolismo es una de las obras más famosas de Turquía. Osman Hamdi Bey, pintaba estrictamente para un público extranjero, a menudo posaba él mismo o miembros de su familia como modelos, y esta obra es un autorretrato.

Podéis aprovechar vuestra visita en este lado de la ciudad para subir a la Torre de Gálata, que a partir de septiembre cerrará temporalmente sus puertas para ser definitivamente convertida en museo, curiosear las decenas de tiendas de instrumentos musicales que hay en la zona, recorrer Istiklal Cadessi y/o sus pasajes comerciales, entregaros a las compras o pasear por algún distrito de esta zona, como Çukurcuma o Taksim. Están llenos de lugares perfectos para sentaros a disfrutar de su bullicioso ambiente.

Dónde: Mesrutiyet Cad. No.65 Tepebaşı, Estambul 34443 Turquía

 

Museo de Ara Güller

Hace cosa de dos años, el día que Ara Güller celebraba su noventa cumpleaños, se abrió por fin un museo en la ciudad para exponer y preservar para las generaciones venideras su ingente y magistral obra gráfica. Güller, conocido como el ojo de Estambul falleció algunas semanas después pero nos dejó su legado, una fascinante colección no solo de imágenes del Estambul de los últimos sesenta años sino del mundo. El Estambul que dejaba atrás el decadente sultanato y que recibía por miles la emigración del campo Anatolio, el Estambul de las barriadas que se construían tan rápido que parecían surgir de la nada, el ambiente netamente estambulí, los pescadores del Bósforo, la niebla invernal, las calles embarradas, los cafés de cristales empañados…en fin, no quiero sino recomendar a los amantes de la ciudad que visiten su museo, es realmente una bonita experiencia.

Dónde: Tarihi Bomontiada Bira Fabrikası, Yapı Kredi Bomontiada, Ara Güler Müzesi, Birahane Sk. No:1, 34381 Şişli, Turquía

 

Museo Sakip Sabanci

Situado en una de las villas más antiguas del Bósforo, este refinado museo de bellas artes recoge una enorme colección de pintura y caligrafía otomana. Para aquellos que amen la fotografía, muy interesante el archivo fotográfico Emirgân que se compone de fotografías costumbristas del distrito costero de Emirgân y sus alrededores a principios del siglo XX. Con imágenes que nos transportan a una aldea del Bósforo de principios de siglo; vida cotidiana, los pescadores, los transbordadores de vapor, los palacios frente al mar y las casas de madera, fotografías familiares y retratos pertenecientes a personas que vivieron aquí y que muestran la forma de vida de los habitantes de Emirgân. Este museo queda algo alejado de la península histórica pero realmente merece la pena por el entorno y las vistas del Bósforo. Además, a 3 minutos estaréis en el parque Emirgan, famoso por su floración de tulipanes y rosas en primavera, un bello lugar para pasear y relajarse contemplando desde lejos la ciudad. También en la zona, los barrios de Bebek, Arnavutköy y la fortaleza de Rümeli, por si os planteáis hacer una jornada completa de excursión en este lado del Bósforo.

Dónde: Emirgan, Sakıp Sabancı Cd. No: 42, 34467 Sarıyer/İstanbul, Turquía

 

Otros museos y curiosidades:

Mini Atatürk

Su slogan es “Un modelo pequeño de un país grande’.

Mini Atatürk, cerca del distrito histórico y a orillas del Cuerno de oro, es un curioso parque de 60000 metros cuadrados con réplicas a escala de los sitios históricos más importantes de Turquía. Es el parque en miniatura más grande del mundo y abarca un marco histórico de 3.000 años con modelos de la antigüedad, el Imperio Romano, el Imperio Bizantino y el Imperio Otomano.

Hay obras de Estambul, Anatolia y de países extranjeros y una amplísima zona recreativa en la que no faltan restaurantes, tiendas de regalos, y área de juegos para niños. Se exponen 135 modelos en total, 62 de Estambul, 60 de Anatolia y 13 del territorio otomano fuera de Turquía, que fueron seleccionados entre miles de obras arquitectónicas. Todos los modelos son a escala 1/25 del tamaño real. Ideal para ir con niños porque es divertido y lo disfrutarán sin duda al tiempo que se hacen una pequeña idea de lo que Turquía tiene para ofrecer al mundo.

Dónde: Imrahor Caddesi Sutluce, Estambul 34445 Turquía

 

Museo de la inocencia

Este es un curioso museo que los fans del escritor Orhan Pamuk gustarán de visitar pues es el lugar físico que ubica la relación amorosa entre Kemal y Fusun, protagonistas de la novela El Museo de la inocencia. El museo recoge toda clase de objetos cotidianos que son mencionados en la novela. Pamuk construyó el Museo de la Inocencia en la casa donde vivía la familia ficticia de su héroe, víctimas de la crisis de identidad experimentada por las clases altas de Estambul que se encuentran atrapadas entre las formas de ser tradicionales y occidentalizadas. Allí se  muestra la extraña colección de objetos de Kemal asociados con Fusun y su relación. Fue galardonado como mejor museo europeo en 2014, pero como he dicho, este será mejor entendido por los amantes del universo Pamuk. La colección, incluye más de mil objetos, y se encuentra en una casa del siglo XIX en una esquina del barrio bohemio de  Çukurcuma, cerca de la zona de Beyoglu.

Por cierto, el boleto impreso en las páginas finales de la novela se puede sellar en la taquilla a cambio de una invitación al museo.

Dónde: Çukurcuma Caddesi, Dalgıç Çıkmazı, 2, 34425, Beyoğlu, Estambul, Türkiye