No se trata de ser fatalista ni de ver en la aún vigente pandemia global el fin de la fiebre viajera, pero es evidente que habrá un antes y un después del Covid y que viajar de ahora en adelante ha de ser más seguro desde el punto de vista sanitario, pero también seguramente algo más engorroso para los usuarios, al menos hasta que exista una vacuna eficaz.

Llevamos semanas oyendo posibles escenarios de lo que pasará (o no) tras la superación del Covid y creo que no contribuyen ni a generarnos confianza ni a animarnos a viajar, por ello hoy he querido escribir este texto recopilando las publicaciones oficiales y ciertas de cuál es la situación en los países de nuestro entorno. Qué medidas y acciones se están llevando a cabo y cómo para ganar la confianza del turismo,  sobre todo porque hablamos de un sector que en 2019 suponía el 10.4% de la economía global y que daba empleo a más de 320 millones de personas en todo el mundo.

Por supuesto, creo que a medida que pasen las semanas o incluso los días, esta información quedará incompleta y desactualizada pero hoy es todo lo que sabemos.

 

Portugal

En Portugal el estado de emergencia concluyó el 2 de Mayo.

Nuestros vecinos lusos mantendrán cerrada la frontera terrestre con España hasta el día 15 de Junio y el paso de un lado a otro de la frontera seguirá limitado a nueve puntos repartidos de norte a sur a lo largo de la frontera. Solo se permite el tráfico de mercancías, de trabajadores transfronterizos, de ciudadanos nacionales o residentes que quieran regresar a su país, personal diplomático, casos de reunión familiar en zonas limítrofes, acceso a cuidados sanitarios justificados y salida de extranjeros que residan en otros países de la Unión Europea. Los vuelos con Portugal también permanecen suspendidos.
Aún no hay fecha decidida para la apertura de fronteras y la normalización de los vuelos por lo que teniendo en cuenta que una gran parte de las vacaciones estivales se suelen planificar con un cierto tiempo es poco probable que Portugal sea este año un destino estrella para el turismo nacional como en años anteriores.

 

Italia

Nuestros vecinos italianos lo han pasado incluso peor que nosotros y por ello su gobierno ha sacado un plan de rescate del turismo nacional con un bono turístico y ayudas a las familias que se desplacen dentro de su territorio.

Pero, qué pasa con el turismo extranjero? Desde el 3 de junio estarán permitidos en Italia los libres movimientos desde y hacia países de la Unión Europea, asociados Schengen y Reino Unido (sin limitaciones por motivos y sin obligación de cuarentena). Por el contrario permanece la necesidad de justificar los movimientos desde y hacia Estados y territorios distintos de éstos y por los que queda en vigor la cuarentena al menos hasta el 15 de junio.

 

Francia

Francia es el primer destino turístico mundial. 89 millones de viajeros en 2019.
La frontera entre Francia y España no está actualmente cerrada, pero desde el 16 de marzo se efectúan controles en las fronteras terrestres, privilegiando el paso de los trabajadores transfronterizos. El número de vuelos entre Francia y España se han reducido considerablemente durante la crisis sanitaria de la COVID-19.
Francia pondrá en cuarentena durante 14 días a aquellas personas que entren en su territorio nacional procedentes de España hasta el fin del estado de alarma, en reciprocidad por la medida adoptada por el Gobierno español con todos los viajeros que llegan del extranjero y que ha provocado las críticas en el sector turístico.

Para reactivar este sector estratégico el gobierno francés ha anunciado una especie de plan Marshall sin precedentes ya que destinará 18000 millones de euros en ayudas, un esfuerzo para salir al rescate de un sector que se enfrenta a muchas dificultades.

 

Alemania

Más que como destino turístico, Alemania es un país “exportador” de viajeros. Por ello, los “Länder” alemanes más turísticos se frotan las manos esperando una temporada extraordinaria, ante la perspectiva de que muchos alemanes pasen sus vacaciones en el país, aunque persiste la esperanza de viajar a su destino preferencial, Mallorca y en ese sentido está ahora trabajando el gobierno alemán con otros países de la UE para la normalización gradual de los desplazamientos transfronterizos  “en un enfoque gradual, coordinado y consensuado entre los estados miembros de la UE”

 

España

Es el segundo país más visitado del mundo, 83 millones de viajeros en 2019, sin olvidar que el sector turístico aporta al PIB nacional un 14%, más de 120.000 millones de euros anuales.
De momento hasta mediados de Junio, o el fin de la desescalada, el sector hotelero no ve factible abrir sus establecimientos y espera para ello de un potente plan de rescate por parte de la administración.

Según revela una encuesta realizada entre un millar de consumidores por la firma consultora DNA Turismo y Ocio, el turismo nacional resurgirá y entre Andalucía, Baleares y Comunidad Valenciana (que encabezan el ranking de los destinos nacionales más deseados por los turistas españoles en la nueva era post coronavirus), suman el 50% de las preferencias. El 77% de los encuestados optará por unas vacaciones en España, el 20% por destino internacional en caso de que se liberen fronteras y el 3% se quedarán en casa.

La fotografía del 60% de los españoles que quieren viajar estas vacaciones es así: viajando en vehículo propio, con familiares o personas de su círculo cercano, huyendo de destinos masificados y de viajes tipo tour.

Así pues hay un antes y un después y la industria se ha de reinventar a gran velocidad si quiere mantener su competitividad.

 

Turquía

Turquía planea dejar entrar a turistas en junio, con tests pero sin cuarentena. Las pruebas se realizarían en los aeropuertos y, en caso de dar positivo, los visitantes serían ingresados en un hospital.

Turquía ha anunciado su intención de reactivar el sector turístico en junio con la emisión de certificados para los negocios de hostelería que cumplan 132 criterios para evitar contagios por coronavirus, entre ellos medidas especiales de higiene, establecer distancias de seguridad y medir la temperatura a quienes entren en los hoteles.

 

Países nórdicos

Los países nórdicos debaten estos días reabrir primero sus fronteras internas, como parte de la progresiva reapertura de la vida pública frente a la pandemia, aunque la situación rezagada de Suecia, ha despertado recelos entre sus vecinos.

Suecia no ha cerrado sus fronteras a ciudadanos del espacio Schengen -tampoco Islandia, que sin embargo establece una cuarentena obligatoria de 14 días a los viajeros del exterior-, mientras los otros solo permiten acceder a extranjeros con permiso de residencia al menos hasta mediados de junio, fecha hasta la que rige también la recomendación de no viajar fuera del país.

El Gobierno danés anunciará en un par de semanas cuándo suprime la prohibición de entrada; Noruega, que en teoría la ha fijado hasta el 20 de agosto, podría levantarla ya en junio para otros países nórdicos, e Islandia abrirá sus fronteras a ciudadanos de Schengen como muy tarde a mediados del próximo mes.